Ceremonia de Primera Comunión

Las ceremonias de Primera Comunión son siempre, o casi siempre, en grupo. Los niños y niñas que han estado preparándose en la catequesis durante 3 años forman un equipo, están nerviosos, porque es la culminación de tanto tiempo de convivencia en la parroquia. ¡Por fin llegó el día en que entran en la comunidad católica! Son los protagonistas por primera vez desde el bautizo de un evento social que cuidamos mucho. Los nervios están a flor de piel, ¿recordarán todo lo que tienen que hacer?

Por lo general en las iglesias podemos montar un pequeño estudio para hacer fotos a los niños antes de la ceremonia, para que tengan una foto formal.

Después viene la entrada. Si no se ponen nerviosos y se juntan unos con otros suele ser posible hacer una foto de cada niño entrando, a veces con una vela encendida, otras veces solo con las manos en posición de oración, depende de cada parroquia el protocolo de la ceremonia.

En este tipo de reportaje de Comunión no tenemos mucho que decir. Nosotros nos amoldamos a la ceremonia, a lo que va ocurriendo y al trabajar dos fotógrafos podemos abarcar toda la extensión de la iglesia sin movernos demasiado. No es bueno que el altar esté lleno de fotógrafos, por eso se limita la cantidad de los mismos y los padres de todos los niños y niñas deben ponerse de acuerdo en qué equipo contratar.

¿Cuánto cuestan las fotos de ceremonia de Primera Comunión?

Como todos los padres contratan al mismo fotógrafo, es posible que los precios de las fotos sean  muy económicas. Nosotros entregamos los archivos de las fotos con todos los detalles de cada niño, personalizado. Suele haber un mínimo de 45 fotos, aunque a veces salen más. Depende de lo que participen en la ceremonia. Si hay un grupo de 10 niños el reportaje les sale solo a 75€ por familia. Pero también podéis contratar un pack con álbum, ya sea analógico o digital. Para eso os daremos presupuesto personalizado.

¿Qué fotos se toman en la ceremonia?

La COVID ha condicionado mucho las ceremonias de Primera Comunión. Hay que separar a las familias y cada parroquia lo resuelve como puede. Algunas parroquias hacen comuniones de muy pocos niños, otras lo solucionan sentando a cada niño con su familia y separándolos por bancos. Lejos queda el tiempo en que podían estar todos los niños en el altar cogidos de las manos. Aún así, entre dos fotógrafos podemos tomar detalles de cada niño con sus familias y principalmente el momento en que participan en algún acto en la ceremonia y cuando comulgan, ya sea solos o con los padres.

Nuestros álbumes

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest